1.400 bacterias en el ombligo del ser humano
El último y desconcertante estudio realizado por la Universidad Estatal de Carolina del Norte, en Estados Unidos, pone de manifiesto la ignorancia del ser humano en cuanto a diversidad microbiana se refiere. La investigación de ADN del Proyecto de la Biodiversidad del Ombligo ha hallado hasta el momento 1.400 cepas de bacterias diferentes que han escogido nuestro ombligo como su lugar de residencia.

Un descubrimiento que ha sorprendido tanto a científicos como a simples aficionados a la materia, y no es para menos. Sin embargo la cosa no termina aquí, puesto que lo más increíble de todo es que 662 de esas bacterias eran totalmente desconocidas por los científicos, un hallazgo que ha dejado atónitos a las mentes más brillantes de nuestro planeta que no se esperaban semejante resultado.

En opinión de los responsables de la investigación, este descubrimiento resulta tan increíble porque los biólogos no se habían molestado en analizar la diversidad de la vida microbiana en diferentes hábitats, centrándose únicamente en determinados lugares. A esto hay que añadir además la complejidad a la hora de clasificar estas bacterias, aunque desde la Universidad de Colorado se han incluido por el momento en el grupo de unidades taxonómicas operacionales.

En cualquier caso, lo que sí se sabe es que alrededor de 40 especies de esas 1.400 descubiertas en nuestro ombligo forman parte del 80% de las poblaciones bacterianas de esta olvidada parte del cuerpo. Otro buen ejemplo de la importancia de investigar en profundidad la biodiversidad microbiana en una amplia variedad de hábitats, empezando por ejemplo por el ombligo de los seres humanos. Así que atendiendo a las conclusiones de la investigación, parece que a partir de ahora sí que debemos empezar a mirarnos el ombligo, y es que nunca se sabe lo que podemos descubrir en él.