2012 fue un año de preocupantes récords climáticos
No todos los récords son dignos de ser celebrados. Y menos aún si estamos hablando del clima de nuestro planeta, abocado ya a un calentamiento global que parece irrefrenable.

En 2012 se batieron múltiples récords referidos al clima. Todos ellos negativos para la preservación de los ecosistemas. A continuación los repasamos y comentamos.

La Administración de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA) divulgó la semana pasada un informe en el que se recogían varias mediciones de suma gravedad. En 2012 se batieron récords en cuanto a la pérdida de hielo en el Ártico, el aumento de los niveles del mar y la emisión de gases de efecto invernadero.

2012 fue uno de los años más calurosos desde que existen registros. En países como EEUU o Argentina se obtuvo el registro más caluroso de la historia. Kathryn Sullivan, del NOAA, lo comenta así:

Los niveles de carbono están subiendo, los niveles del mar están subiendo, el hielo del Ártico se está derritiendo y nuestro planeta en su conjunto se está convirtiendo en un lugar más cálido.

En efecto, el hielo del Ártico alcanzó sus niveles mínimos en septiembre y junio. Además, durante dos días, se derritió el 97% de la capa de hielo de Groenlandia, cuatro veces más de lo normal en verano.

Suben las temperaturas de los océanos

En 2012, los registros de temperatura de los océanos también batieron récords. Fue uno de los 11 años con mayor temperatura promedio.

Por otra parte, los gases de efecto invernadero también aumentaron drásticamente, debido, sobre todo, a la quema de combustibles fósiles. Las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono (CO2) llegaron a un promedio de casi 400 partes por millón (ppm).