5 curiosidades del primer coche volador (vídeo)
Todavía no se ha producido, y lo cierto es que parece más salido de un film de ciencia ficción que de una fábrica de automoción que busque comercializarlo, como un coche más. No lo es, desde luego, entre otras cosas porque se trata del primer coche volador del mundo, un pequeño gran detalle que desde hace años lo ha convertido en una de las noticias más virales de todos los tiempos.

Es el coche volador de Terrafugia, una empresa estadounidense. Bautizado con el nombre de TF-X, podría comercializarse en 2025, y las pruebas se esperan en apenas un par de años.

Curiosidades del TF-X

A raíz de las últimas mejoras y nueva fecha de comercialización, que viene a sustituir la anterior, fijada para 2015 ó 2016, de nuevo internet se ha incendiado.

Ante un proyecto así son muchos los interrogantes que surgen sobre sus características. A continuación te contamos 5 peculiaridades de este proyecto iniciado en 2009, que por una u otra razón resultan curiosas:

1. Pilotaje automático: El hecho de que lo mismo circule por carreteras de asfalto como de aire obliga a pensar qué ocurre con los conocimientos necesarios de pilotaje. A este respecto, ofrece un pilotaje automático entre dos zonas oficiales (como heli) para viajar sin problema.

2. Ingenioso despegue y aterrizaje: Tanto el aterrizaje como el despegue se realizan verticalmente gracias a unas hélices retráctiles, a la que se suma una hélice fija montaa en la parte trasera.

3. Es un híbrido: La potencia de sus motores será de un total de 1.360 caballos, incluyendo dos motores eléctricos. Su funcionalidad se adapta al concepto, puesto que se trata de un vehículo mitad coche, mitad helicóptero. Su autonomía de vuelo es de 800 kilómetros y la velocidad máxima de 320 km/h.

5 curiosidades del primer coche volador (vídeo)
4. Un precio desorbitado: El precio vuela tanto como el coche, que según estiman los expertos rondará el millón de euros. Eso sí, con el tiempo podría bajar y resultar más accesible, sobre todo si la demanda explota y otras firmas se lanzan.

5. Podrían adelantársele: La empresa eslovaca Aeromobil también aspira a producir el primer coche volador, si bien se presentaría dentro de la categoría de aeronaves deportivas por motivos de regulación.

Es un modelo biplaza que ya va por su tercera generación y prevé comercializarse en 2017 a un precio similar. Sin embargo, en estos proyectos los plazos suelen moverse con facilidad. Habrá que estar atentos…