Aerogel de grafeno: el material más ligero del mundo
Cuando se realizó el descubrimiento del grafeno, se anunció que sería uno de los grandes inventos del siglo, que sus posibilidades serían infinitas y que mejoraría sustancialmente el mundo de la electrónica. De momento, ya llegan lo primeros avances.

El aerogel de grafeno no es propiamente un “aerogel”, pero la palabra define muy bien sus características. Científicos de la Universidad de Zhejiang, en China, han fabricado una espuma hecha de nanotubos de carbono congelado y láminas de grafeno cuya densidad es de tan sólo 0,16 miligramos por centímetro cúbico. ¿A qué corresponde esto? Vamos a descubrirlo.

0,16 miligramos por centímetro quiere decir que podríamos colocar un centímetro cúbico de aerogel de grafeno sobre una flor y no la dañaríamos.

El aerogel de grafeno es más liviano que el material más liviano conocido hasta la fecha, el aerografito. La densidad de este último es de 0,2 miligramos por centímetro cuadrado. En definitiva, la densidad del aerogel del grafeno es apenas el doble que la del hidrógeno. Sorprendente dato, considerando que este último es un gas.

Aerogel de grafeno: el material más ligero del mundo

Aplicaciones futuras

Este material tan ligero tiene múltiples aplicaciones. Desde celdas solares hasta simples transistores. No cabe ninguna duda de que el grafeno es uno de los grandes inventos de esta década y de este siglo.

El estudio se ha publicado en la revista Nature. Hay que tener en cuenta, por otra parte, que a pesar de la poca densidad del material, este es muy resistente y muy útil para una cantidad de soluciones francamente abrumadora, además de fácil de producir y más barato.