Agua helada en Mercurio
A pesar de las elevadísimas temperaturas registradas en la superficie de Mercurio, que pueden superar los 400 grados, la sonda espacial Messenger de la NASA, ha descubierto indicios de agua helada en algunas regiones del planeta. Un hallazgo verdaderamente sorprendente para la comunidad científica, debido a la situación que ocupa el planeta más próximo al Sol que dificulta en gran medida la presencia de este líquido elemento.

Sin embargo, se sabe que algunos cráteres localizados en los polos de Mercurio están en sombra de manera permanente. Un fenómeno que los científicos denominan trampas de frío y que hacen posible el agua helada. La sonda espacial de la NASA no ha sido la primera es revelar estos indicios, ya que anteriores observaciones del planeta en la década de los 90 descubrieron reflejos en estas regiones oscuras.

A pesar de las numerosas observaciones de Mercurio, no había sido posible hasta ahora localizar el punto exacto en el que se encontraban esos reflejos, que en realidad eran agua helada. Las imágenes proporcionadas por la sonda Messenger son sólo una pequeña prueba de que efectivamente existe hielo en Mercurio.

La sonda espacial también ha permitido a los expertos tener más datos acerca de la superficie del planeta, que es mucho menos montañosa que la de Marte y la Luna. Otra sorpresa que los científicos descubrieron en Mercurio es la presencia de hierro en las rocas de la superficie, donde según los expertos debe existir una alta densidad.

Los científicos creen que puede existir una reserva de sulfuro de hierro, y que puede ser única de Mercurio. Es decir, un fenómeno que no ha observado en ningún otro planeta, al menos por el momento. Aunque será necesario disponer de más datos y realizar más observaciones para tener más conocimiento del agua helada y de esta reserva de sulfuro de hierro.