Alimentos para dormir bien
En nuestro país muy pocas personas pueden disfrutar de un placentero y reconfortante sueño después de una dura e intensa jornada de trabajo. De hecho una de cada cinco personas tiene problemas para conciliar el sueño.

Algunas causas que nos impiden descansar como es debido son el estrés diario, los malos hábitos, las preocupaciones y por supuesto, la mala alimentación. El desajuste de horarios y el desorden de la dieta terminan por afectar a nuestro sueño y como consecuencia deterioran nuestra salud.

Es muy frecuente comer en abundancia por la noche y alimentos ricos en proteínas que causan acidez de estómago. Acostarse inmediatamente después de cenar causa ardor, náuseas y ganas de vomitar, lo que evidentemente no deja dormir bien.

Algunos alimentos que aconsejan los expertos para poder descansar como mereces son por ejemplo el requesón. Una fuente de proteínas ideal que de una manera natural induce al sueño. La harina de avena también se puede consumir por la noche, aunque generalmente es más habitual hacerlo de día, ya que sus carbohidratos hacen que disminuya el estrés y favorece la relajación.

El siguiente remedio es el típico de las abuelas, la leche tibia. Un alimento que ha pasado de generación en generación y es por lo tanto uno de los más populares. Gracias al amino ácido provoca un efecto relajante, algo que muchos de nosotros necesitamos después de enfrentarnos al día a día.

La fruta y la verdura son fundamentales, siendo las uvas los alimentos más aconsejables, puesto que la presencia de la hormona melatonina ayuda a regular el sueño. Así que si eres una más de esas personas que a pesar de la intensa actividad diaria, no logra conciliar el sueño, no dudes en consumir estos alimentos como una rutina habitual, y verás como poco a poco te beneficias de ese satisfactorio y merecido descanso.