Andrómeda destruye una pequeña galaxia cercana
Una sospecha que ronda la mente de la comunidad científica desde hace tiempo es la posibilidad de que la galaxia Andrómeda se haya expandido, devorando así estrellas de otras galaxias más cercanas. Los resultados de la investigación, llevada a cabo por científicos de una universidad canadiense, han demostrado que los restos de la pequeña galaxia, llamada Triangulum, han sido destruidos por Andrómeda y después incorporados a esta enorme galaxia próxima a nosotros.

Este estudio, publicado en la revista especializada Nature, ha explicado entre otras cosas que el fenómeno sucedió a unos 2,3 millones de años luz de nuestro planeta. No es primera vez que surge este tema en las conversaciones de los expertos, puesto que desde hace unos cuantos años, se cree que las galaxias se comen entre sí, viéndose especialmente afectadas las más pequeñas.

Andrómeda está tan cerca de nuestro planeta que ha permitido a los astrónomos trazar un mapa de esta enorme galaxia, lo que ha hecho posible descubrir en su interior estrellas que no se pudieron haber formado allí.

Un pequeño grupo de estrellas con la misma órbita despertó la sorpresa y el interés de los científicos de la Universidad de Western Ontario de Canadá, comprendiendo que el origen de esas estrellas no podía haber tenido lugar en la galaxia Andrómeda.

Esta teoría parece estar apoyada por otros científicos que han añadido nuevos datos a la investigación, como el hecho de que accidentalmente dos galaxias puedan terminar fusionándose e integrándose completamente.

Las enormes dimensiones de Andrómeda hacen que absorba poco a poco a las diminutas galaxias que orbitan a su alrededor y que se acercan demasiado. Otro motivo de preocupación podría ser el hecho de que esta galaxia se esté acercando a la Vía Lactea, donde estamos nosotros, a una gran velocidad.

Sin embargo, el fenómeno se encuentra demasiado lejano, a millones de años luz de nuestro planeta, y el principal efecto de su acercamiento según los expertos, sería el desplazamiento de estrellas que podría incluso llegar a formar una sola galaxia con la formación de muchas nuevas estrellas.