Apofis tiene un tamaño más grande de lo que se creía
Ayer nos rozó el asteroide Apofis y todos los telescopios de nuestro planeta lo enfocaron para examinarlo. Y es que puede ser un peligro futuro. El observatorio espacial Herschel fue uno de los ojos más atentos a lo largo del paso del cometa. Y descubrió algo interesante.

Al parecer, Apofis mide 325 metros de diámetro y no 270, como se pensaba hasta ahora. El dato parece irrelevante, pero estos metros de más hacen de este cometa una máquina realmente mortífera y peligrosa.

Las próximas aproximaciones de Apofis se producirán en 2029 y 2036, y tendrán ciertas probabilidades de impacto. Por este motivo es un cometa tan seguido. El acercamiento de 2029 tiene un 2,7% de probabilidades de impacto, pero al pasar cerca de la Tierra modificará su trayectoria y podría ser mucho más peligroso en su siguiente pasada, en 2036.

Apofis tiene un tamaño más grande de lo que se creía

El impacto de 20.000 bombas atómicas

El hecho de que ahora se haya descubierto que, en realidad, Apofis mide 325 metros implica que, si impactara contra nosotros, no destruiría el planeta, pero tendría un efecto demoledor y destructivo sobre el clima y la vida.

Un impacto de un cometa de estas características equivaldría a 20.000 bombas atómicas explotando al mismo tiempo. Se dice pronto, y eso que su tamaño es relativamente pequeño. Es primordial seguir estos objetos y no perderlos de vista. Cualquier despiste podría ser fatal para la humanidad, tal y como ocurrió hace millones de años con los dinosaurios.

La monitorización de todos los cuerpos celestes del sistema solar sigue siendo una tarea incumplida de primordial importancia.