Ascensor espacial del futuro
Puede parecer un proyecto increíble y de ciencia ficción, pero una empresa japonesa está totalmente decidida a diseñar el primer ascensor espacial. Una singular estructura de unos 36.000 kilómetros de altura, que tardaría unos siete días aproximadamente en transportar productos y astronautas al espacio.

Aunque pueda resultar una idea bastante inverosímil, se trata de una propuesta factible que podría estar en funcionamiento en 2050, y que ya está empezando a ser desarrollada por parte de científicos japoneses, como la empresa Obayashi que es una de las principales participantes. Una idea que en su momento fue propuesta por el cosmonauta ruso Yuri Artsutanov, hace unos cincuenta años, y que en un futuro próximo podría ser una realidad.

La gran incógnita es cómo puede funcionar este peculiar ascensor espacial. El mecanismo es más sencillo de lo que muchos aficionados a la ciencia están pensando.

Una “cuerda” para transportar productos

Imaginemos por ejemplo una especie de cuerda con un peso atado en un extremo, que los científicos hacen girar a gran velocidad hasta que adquiere la fuerza necesaria como para proyectar aquello que deseamos enviar al espacio. Con una longitud de 36.000 kilómetros de estructura, que sería la distancia aproximada entre ambos puntos, es nuestro propio planeta el encargado de hacer girar esta cuerda. Un extremo de esta cuerda estará situado en la superficie de la Tierra y el otro en la estación espacial.

El principal problema del proyecto radica en la elección de los materiales adecuados. De esta forma, la cuerda deberá ser un material ligero, pero con una gran resistencia mecánica. Unos inconvenientes que podrán ser solventados sin ningún problema, gracias a los imparables avances tecnológicos.

Sin lugar a dudas, nos encontramos ante uno de los principales retos de la comunidad científica, en cuanto a viajes espaciales se refiere.