Ave del año 2012
La Carraca europea, un hermoso pájaro con plumaje de color azul turquesa y sutiles toques marrones, ha sido escogida por la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birlife) ave del año de este 2012. Su nombre científico es Coracias garrulus y ha sido elegida sobre todo por su delicada situación actual, ya que se encuentra en peligro de extinción.

El notable descenso de sus poblaciones se debe principalmente a los continuos cambios de sus hábitats, que están poniendo en peligro la supervivencia de esta hermosa ave, cuyo peculiar canto se escucha cada vez menos. Sus llamativos colores y su inconfundible sonido han descendido de manera notable desde hace aproximadamente una década.

La carraca suele hacer su aparición durante los meses de primavera y verano, llenando los campos españoles con su hermoso y colorido plumaje, además de con sus característicos cantos. Sin embargo, desde hace una década el número de Coracias garrulus ha experimentado un notable descenso de aproximadamente un 15%.

Los cambios en el uso del suelo y el aumento de los plaguicidas son los principales culpables que ponen en entredicho la supervivencia de esta hermosa y vistosa especia. El riesgo de intoxicación por ingesta de productos químicos es una realidad que preocupa cada vez más a los amantes y defensores de la Carraca.

Este es el motivo principal que ha llevado a la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birlife) a nombrarla ave del año 2012. El objetivo principal no es otro que llamar la atención de la sociedad ante la situación de esta espacie, con el fin de garantizar su supervivencia.

Suele habitar en lugares de clima templado o cálido con presencia de árboles, y su alimentación se basa sobre todo en insectos, además de algún que otro lagarto o pequeño animal.