Beber dos vasos de agua antes de las comidas ayuda a adelgazar
La obesidad es una de las enfermedades más extendidas en los países desarrollados y tiene además importantes consecuencias para la salud tanto física como mental, puesto que en muchos casos las personas llegan a sentirse realmente acomplejadas. A pesar de los avances médicos aún no se ha podido crear un fármaco capaz de controlar el peso de una manera segura. Según algunos expertos la mejor solución a la vez que sencilla es beber mucha agua antes de las comidas.

En la mayoría de los casos los remedios más baratos y simples suelen ser los más efectivos. Muchas personas recurren a tratamientos caros y peligrosos o a fármacos que pueden causar efectos secundarios, otros optan por realizar ejercicio sin tener en cuenta los consejos de los expertos e incluso dietas desequilibradas que no hacen más que perjudicar aún más la situación.

Un estudio reciente demuestra que beber dos vasos de agua antes de cada comida puede ser muy beneficioso para las personas que desean perder peso. Los investigadores del departamento de nutrición humana, alimentos y ejercicio de una Universidad de EE.UU. han realizado un estudio para comprobar la eficacia de esta práctica.

Dos grupos de hombres y mujeres de 55 a 75 años siguieron una dieta baja en calorías. Los participantes de uno de los dos grupos bebieron dos vasos de agua antes del desayuno, de la comida y de la cena. El resultado fue que después de doce semanas las personas del grupo que no había bebido agua adelgazaron una media de 5 kg, mientras que el otro grupo que sí bebió agua, adelgazó 7 kg.

Esto se debe a que las personas que beben agua llenan su estómago y comen menos ya que se sienten más satisfechas antes. Aunque esta práctica sólo sería útil en personas de mediana y tercera edad, ya que el estómago de las personas más jóvenes es más rápido y se vacía antes. En cualquier caso, los expertos recomiendan beber al menos un litro de agua al día, una práctica saludable aunque no se esté a dieta.