Una bola de fuego cruza el cielo de Vladivostok
Parece que Rusia se ha convertido en blanco de los meteoritos. Si hace unos meses una bola de fuego causaba bastantes destrozos en una ciudad del interior del país, Chelyabinsk, hoy nos hemos levantado con una nueva alarma.

Ha ocurrido en Vladivostok, localidad situada en la costa oriental de Rusia. Una bola de fuego brillante pasó sobre la ciudad causando el pánico entre la población, que creyó que se avecinaba una catástrofe.

El meteorito de Chelyabinsk causó una onda de choque tan violenta que, como resultado, hubo más de mil heridos y varios edificios quedaron seriamente dañados. Afortunadamente, este nuevo objeto que cruzó el cielo de Vladivostok no causó ningún daño.

Según se publica hoy en The Siberian Times, el haz de luz sobrevoló el cielo de la ciudad y dejó una línea blanca que permaneció durante más de hora y media. Muchos testigos, en las redes sociales, hablaban de bolas de fuego e, incluso, de naves extraterrestres.

Un objeto artificial

Pero estaban equivocados. La agencia rusa Ria Novosti no tardó en publicar detalles e informaciones del suceso. Un equipo de científicos daba la explicación. Vladimir Surdin, del Instituto Stenberg de Astronomía de Moscú, señaló que el objeto que ha atravesó la atmósfera no era ni un meteoro ni un meteorito.

Más bien al contrario: se trataba de un objeto artificial. La hora en que se vio el objeto coincidió con el lanzamiento de un cohete Zenit que se produjo en Baikonur, en Kazajistan. De esta manera, es perfectamente posible que lo que vieron los habitantes de Vladivostok no fuera otra cosa que el mismo cohete viajando hacia el espacio. Falsa alarma.