Calentamiento global y sus consecuencias
Un grupo científicos de la Universidad Nacional de Singapur ha conseguido demostrar que el tamaño de las plantas y de los animales se está reduciendo notablemente como consecuencia de las elevadas temperaturas y de la falta de agua, una situación causada por el calentamiento global del planeta. Este fenómeno podría tener también una importante implicación en la producción de alimentos durante los próximos años.

Una preocupación que ha sido advertida por el Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de Singapur, y que podría tener consecuencias en la seguridad alimentaria, al reducirse notablemente los cultivos de alimentos y de animales. El estudio de diversas especies de plantas y criaturas, ha demostrado la reducción del tamaño de especies como las arañas, los escarabajos, las abejas, las hormigas y las cigarras, por culpa del cambio climático.

En un experimento de la investigación se muestran brotes y frutos entre un 3% y un 17% más pequeños, por cada grado Celsius de calentamiento. Una situación que se da en una amplia variedad de plantas. Por cada grado de calentamiento global, se reduce del 0,5% al 4% el tamaño del cuerpo de los invertebrados marinos, y del 6% al 22% de los peces.

El estudio realizado por el Departamento de Ciencias Biológicas de la universidad de Singapur se ha dado a conocer en la revista especializada Nature. En esta publicación se explica que la reducción del tamaño de plantas y de animales puede reducir la producción de alimentos, provocando además una pérdida considerable de la biodiversidad y del ecosistema.

Aunque todavía no se han detectado efectos a gran escala, los datos facilitados por la investigación evidencian que existe un riesgo que podría tener efectos considerables en la seguridad alimentaria. Otro ejemplo más que demuestra la importancia cada vez mayor de adoptar medidas y políticas medioambientales.