El cambio climático ha cambiado el sabor y la textura de las manzanas
Sorprendente. Al parecer, la fruta que todos conocemos hoy en día, hace siglos era completamente diferente. Esto es lo que revela un estudio de la Organización Nacional de Agricultura en el caso de las manzanas.

Según revela el estudio, las cualidades de las manzanas están experimentando cambios a largo plazo debido al cambio climático. Cambios que afectarán a su sabor y a su textura. Vamos a ver en qué consisten.

Toshihijo Sigiura, investigador principal, aclara bastante bien el tema principal:

Hemos demostrado que estos cambios son el resultado de una floración más temprana y de temperaturas altas durante el período de maduración, debidas al calentamiento global.

Para descubrir en qué medida el sabor y la textura de las manzanas han cambiado, el equipo de investigación hizo ensayos de cultivo de dos variantes de manzanas en dos huertos distintos desde 1970.

El cambio climático ha cambiado el sabor y la textura de las manzanas

Cambios de sabor y textura

En estos 40 años las frutas han cambiado radicalmente. Ahora son menos firmes, tienen una concentración de ácido menor y un corazón mucho más acuoso.

Nuestros resultados sugieren que las cualidades de manzanas en el mercado están experimentando cambios que se verán a largo plazo. Y estos cambios también se están produciendo en otras frutas.

Otra consecuencia evidente serán los cambios de sabor de las frutas a medida que cambien sus propiedades. Evitarlos será tarea -difícil- del agricultor. En cualquier caso parece que, de momento, no se trata de modificaciones en el sabor significativas. De hecho, son apenas imperceptibles.

El caso es que el calentamiento global muestra cada vez más pruebas de su incidencia directa en los ámbitos más cotidianos de nuestra vida. Y eso es motivo de alerta, claro.