Causas del insomnio
Uno de los trastornos del sueño más comunes entre la inmensa mayoría de la población es el insomnio. Son muchas las causas que provocan esta alteración del sueño, y varios los grados de intensidad que dificultan un correcto e imprescindible descanso nocturno. Nuestra apretada agenda diaria con un estilo de vida marcado por el estrés y las prisas, los hábitos de vida poco saludables y la depresión, suelen ser algunas de las principales causas del insomnio.

Un problema del que muy pocas personas se libran, que afecta en mayor o en menor medida a una buena parte de la población. El frenético ritmo de vida y los hábitos de cada persona marcan el grado de insomnio que se divide en tres niveles: el inicial que es el más común de todos y se produce al acostarse; el intermedio que hace que nos despertemos durante la noche; y el terminal, cuando nos despertamos muy temprano por la mañana.

Sin embargo, ¿por qué sufrimos insomnio? El estrés provocado por nuestro trabajo, asuntos económicos o familiares, y problemas varios son los principales culpables de esta alteración del sueño. Un estilo de vida poco saludable, el consumo de substancias como el té, el café o el tabaco, los efectos secundarios de algún medicamento o las condiciones físicas de nuestro cuerpo, son otros factores que nos impiden disfrutar de un sueño reparador.

¿Cómo evitar estas alteraciones del sueño? La respuesta es sencilla, una dieta sana y equilibrada, con una reducción de todos esos alimentos estimulantes que activan nuestro organismo, una cena ligera, ejercicio físico de manera regular y un ambiente que favorezca el descanso, nos ayudarán a dormir bien.

Aunque existen fármacos que nos pueden ayudar a conciliar el sueño, sus beneficios suelen funcionar a corto plazo. Y si el problema persiste será necesario solicitar la ayuda de algún especialista. En cualquier caso, la mayoría de los trastornos del sueño son temporales, motivados por alguna preocupación o situación excepcional.