Causas y consecuencias de la contaminación de los ríos
Uno de los problemas que más preocupan a los expertos es el abastecimiento de agua potable en muchos territorios del planeta. El 80% de la población mundial vive en zonas donde los ríos están contaminados y sufren las consecuencias de la degradación ambiental.

Por lo tanto es imprescindible poner en práctica las medidas necesarias para que esta situación no vaya en aumento y llegue a convertirse en un auténtico problema no sólo para el ser humano, sino para cualquier otro ser vivo que necesita el agua para sobrevivir.

La situación es España es bastante delicada puesto que según los expertos, una tercera parte de los ríos y arroyos están muy degradados, en cuanto a la calidad de sus aguas se refiere. La consecuencia de esto es que el 54% de los peces continentales y el 29% de las aves ribereñas se encuentran también en peligro.

El principal responsable de la situación en la que se encuentran los ríos es una vez más el cambio climático. Las modificaciones en los caudales de los ríos han provocado la reducción de su capacidad para adaptarse al calentamiento global del planeta. Según un artículo de la publicación especializada Nature este problema irá en aumento en los próximos años, cuando vaya a más el problema del cambio climático y se produzca un aumento de la población.

Se cree que unos mil millones de personas sufren las consecuencias de vivir cerca de ríos contaminados, y en caso de no tomar las medidas oportunas la situación puede dar lugar a inundaciones o por el contrario a la escasez de agua. En cualquier caso estos dos fenómenos serán los más frecuentes. Algunos de los ríos más perjudicados se encuentran en el continente asiático, en América, en África, en Australia y en el viejo continente, el Danubio es el que se lleva la peor parte.