China explorará pronto la cara oculta de la luna
Poder aterrizar en la cara oculta de la Luna para su exploración es un sueño largamente acariciado por la humanidad, que China pretende hacer realidad en los próximos años.

Las actividades espaciales que prevé realizar China, en efecto, son realmente ambiciosas. No en vano, el país aspira a convertirse en potencia espacial mediante la realización de misiones para explorar la cara oculta de nuestro satélite.

Un objetivo práctico

De acuerdo con lo recogido en su Libro Blanco 2016, dedicado al desarrollo de la industria espacial china, mejorar los conocimientos de la Luna y Marte están entre sus más inmediatos objetivos.

En concreto, el gigante amarillo pretende llegar a Marte en no más de tres años para tomar muestras geológicas y estudiar la órbita marciana, así como explorar la cara oculta de la Luna.

Con respecto a este segundo objetivo, una sonda espacial china podría ser pionera en aterrizar sobre la cara oculta de la luna. En su primera misión, Chang E-5, prevista durante 2017, se tratará de alunizar en la luna, obtener muestras y regresar.

En la segunda, bautizada como Chang E-4 y prevista para 2018, se pretende llegar a la cara oculta del satélite. Lejos de buscar hacer historia, sin más, también se orienta a lo práctico.

Junto a posibles hallazgos que ayuden a avanzar en materia astronómica y geológica, se espera encontrar un entorno libre de señales de radio.

China explorará pronto la cara oculta de la luna
El misterio que envuelve el “lado oscuro” de la luna ha ido difuminándose. Por ejemplo, la cara oculta de la Luna dejo de serlo en 1959, cuando la nave espacial soviética Luna 3 hizo las primeras fotografías. Desde entonces, no se había vuelto a ver hasta mediados del pasado año, cuando la NASA publicó varias imágenes que volvieron a mostrarlo.

Asímismo, la ciencia ha encontrado respuestas a interrogantes planteados sobre el diferente aspecto de ambos lados, consecuencia de las circunstancias que rodearon a su formación.