Chips para estudiar el cerebro humano
El imparable avance tecnológico que estamos viviendo hace posible una serie de descubrimientos que hace décadas serían impensables. El último hallazgo de un grupo de investigadores de la Universidad de Manchester se suma a esos innovadores aparatos de última tecnología, que son claves para garantizar el progreso de los seres humanos en materia de medicina.

Son unos chips basados en la tecnología que utilizan los procesadores ARM, que simularán el funcionamiento de un cerebro humano. De esta forma, los científicos podrán descubrir las claves más importantes de este complejo órgano, que desarrolla su actividad gracias a billones de neuronas.

Estos singulares chips tienen como principal objetivo hacer una especie de mapa de todas las funciones individuales del cerebro. Tras haber superado con éxito todas las pruebas realizadas hasta el momento, los chips formarán una parte importante del sistema de un ordenador denominado Spinnaker, que aspira a convertirse en una herramienta clave para los neurólogos, psicólogos y médicos que a diario se enfrentan con lesiones, trastornos y enfermedades cerebrales muy complejas y difíciles de tratar.

Un revolucionario aparato que facilitará en gran medida el diagnóstico y seguimiento de determinadas terapias. Los científicos de la Universidad de Manchester coinciden en afirmar que se trata de se trata de un importante y significativo avance, que proporcionará más datos sobre el funcionamiento del cerebro, y en especial como sistema de procesamiento de información.

El gran desconocimiento que existe entre la comunidad científica en el campo de la neurología, hace imprescindible el desarrollo de aparatos de estas características. Un progreso realmente significativo que será determinante en el tratamiento de ciertos trastornos cerebrales que tienen en jaque a muchos médicos.