Científicos americanos descubren un exoplaneta hecho de diamante
La carrera por la búsqueda de mundos habitables en otros sistemas solares permite que, de vez en cuando, se produzcan hallazgos realmente interesantes. Este es el caso del descubrimiento que ha hecho un equipo de científicos de la Universidad de Yale.

Se trata de un planeta de diamante cuyo tamaño dobla al de la Tierra. Este planeta orbita una estrella de la constelación de Cáncer situada a cerca de 40 años luz de nosotros.

La importancia de este descubrimiento radica en que se trata del primer mundo rocoso que tiene una química esencialmente diferente de la que conocemos aquí, en la Tierra. Su superficie no está cubierta, sobre todo, de agua y granito, sino de grafito y diamante.

Además de ser dos veces más grande que la Tierra, este planeta, conocido como 55 Cancri, tiene una masa ocho veces mayor. Forma parte de un sistema solar en el que hay otros 5 planetas gigantes. Su velocidad de rotación en torno a su estrella es tan rápida que su año dura apenas 18 horas. Por otra parte, su superficie se encuentra en condiciones extremas: cerca de 2.000 grados centígrados. Es, sin duda, un plante completamente inhabitable.

Parece ser que 55 Cancri no tiene agua. Pero un tercio de su masa total está hecha completamente de diamante. Todo un lujo que allí no valoraríamos mucho, pues abunda en demasía.

Este descubrimiento abre nuevos caminos en el análisis de planetas con quimicas distintas al nuestro. Se confirma, pues, un dato que ya recorría las opiniones de los científicos: que los planetas son más complejos de lo que pensábamos. Sus estructuras pueden variar de manera inusitada y este es un ejemplo de ello.

La investigación se ha publicado en Astrophysical Journal Letters y pretende ser la primera incursión en el descubrimiento de planetas extraños. De momento, 55 Cancri entusiasmará a los adictos al lujo. Eso sí, está demasiado lejos como para que alguien pueda conseguir, de momento, unos cuantos kilos de diamante para decorar su casa.