Científicos británicos anuncian el descubrimiento de vida extraterrestre en la atmósfera
La noticia ha sido toda una bomba. Un grupo de investigadores de la Universidad de Sheffield ha confirmado que ha encontrado formas de vida extraterrestre en la mismísima atmósfera de nuestro planeta.

Los datos se han obtenido a través de un glóbulo sonda enviado a la estratosfera. La investigación se ha publicado en Journal of Cosmology y está causando mucho impacto. A continuación, todos los detalles.

Milton Wainwright, director de este estudio, está convencido de que en la estratosfera habitan microorganismos vivos e independientes. Esto es, a 27 kilómetros de altura. Por lo tanto, no serían terrestres. Su origen, según se especula, no es la propia Tierra:

La mayoría de las personas sostendrá que estas partículas biológicas deben, por fuerza, haberse desplazado a la estratosfera desde la Tierra, pero es sabido que una partícula del tamaño de las que hemos encontrado no puede elevarse desde la Tierra hasta alturas, por ejemplo, de 27 km. La única excepción podría deberse a una violenta erupción volcánica (que empujara a esas partículas hacia arriba), pero nada de eso ha sucedido durante los tres años en que hemos estado recogiendo muestras.

Puesto no que no existe o no se conoce ningún mecanismo por el cual esos microorganismos han podido ser transportados hasta allí, sólo se puede concluir que se originaron en el espacio. Según esta idea, la vida llegaría a la Tierra desde el espacio. Este concepto, sin duda, lo cambia todo.

Así pues, estos resultados podrían ser revolucionarios:

Si la vida sigue llegando de forma continua desde el espacio, entonces debemos cambiar por completo nuestra visión sobre la Biología y la evolución. Habrá que reescribir por completo los libros de texto.

Científicos británicos anuncian el descubrimiento de vida extraterrestre en la atmósfera

Nuevas pruebas en breve

A 27 kilómetros de altura se recogieron una serie de filamentos que parecían ser fragmentos de diatomea y partes de otros seres, muchos de ellos demasiado grandes como para tener su origen en la Tierra.

Por otra parte, los investigadores nuevos datos que serán publicados en las próximas semanas. Con ellos, pretenden poder demostrar y confirmar sus asombrosos resultados. La idea es tomar muestras durante la lluvia de estrellas asociada al cometa Halley. Si encuentran nuevos ejemplares, la noticia será revolucionaria.