Científicos buscan viajeros en el tiempo en las redes sociales
Una vez más, arrancamos con un curioso titular que da mucho juego. Un equipo de físicos de la Universidad Tecnológica de Michigan ha iniciado un estudio para tratar de encontrar viajeros en el tiempo a través de las redes sociales que todos conocemos: Facebook y Twitter.

¿En qué consiste esta investigación? A priori, suena a ciencia ficción pura y dura. A continuación, os lo explicamos al detalle. No os defraudará.

Los investigadores adscritos a dicho estudio seleccionaron dos fenómenos recientes relevantes: la elección del Papa Francisco y el acercamiento al Sol del desaparecido cometa ISON. La idea es la siguiente: buscar a personas que hablaran de estos fenómenos antes de que fueran conocidos por la opinión pública.

Robert Nemiroff, autor principal del estudio, defiende así los motivos por los que decidió emprender una investigación de estas características:

Tuvimos una discusión sobre este tema y la conclusión fue que debíamos hacer un trabajo divertido, pero serio, para descubrir si existen viajeros que nos visitan desde el futuro a través de Internet.

Científicos buscan viajeros en el tiempo en las redes sociales

En busca del conocimiento profético

El equipo de investigación inició una estrategia de búsqueda basada en hallar restos de conocimiento profético. ¿Qué quiere decir esto? Muy sencillo: empezaron a buscar en las redes sociales informaciones relacionadas con los eventos señalados que hubiesen aparecido antes de que nadie las conociera.

De existir estas informaciones proféticas en las redes sociales, podrían deducirse dos cosas: que hay personas que ven el futuro, o bien, que hay personas que han viajado en el tiempo y que por eso mismo conocen el futuro.

Desde luego, se trata de un trabajo bastante arriesgado y loco, y de hecho nos lo debemos tomar como un divertimento, pero su fundamento tiene mucho sentido. Eso sí, ¿Cuáles han sido los resultados?

Pues bien, tras un trabajo de investigación exhaustivo, para el que se usaron toda clase de motores de búsqueda y en el que se analizaron miles de mensajes y comentarios de Facebook y Twitter, el equipo de investigación descubrió que no hay ni rastro de mensajes proféticos.

Las personas que hablaron del cometa ISON en las redes sociales siempre lo hicieron después de que éste fuera descubierto y anunciado en septiembre de 2012. En cuanto al asunto de la elección del Papa, tan sólo se encontró una misteriosa entrada en un blog. En este blog se anunciaba el ascenso del Francisco antes de que ocurriera (16 de marzo). Sin embargo, los investigadores creen que esta pequeña excepción es irrelevante.

En conclusión, no existen profetas en Internet. O, por lo menos, no existen profetas que hayan acertado con los dos inputs planteados en la investigación. Con lo cual, tenemos un resultado más que interesante para combatir la charlatanería apocalíptica que impera en nuestro tiempo.