Cirugía láser
La miopía es uno de los defectos visuales más frecuentes entre la mayoría de la población de cualquier edad, que impide enfocar correctamente los objetos lejanos. El avance de la medicina ha hecho posible corregir este defecto y mejorar la calidad de vida de muchas personas, y esto hay que agradecérselo a la cirugía láser. Actualmente se trata de uno de los métodos más rápidos, eficaces y precisos para corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

Si estás pensando en someterte a esta operación debes saber que cada vez son más las personas que se suman al láser debido al éxito del tratamiento, aunque por supuesto hay que tener en cuenta las características concretas de cada paciente. Los médicos consideran a esta operación una cirugía menor ambulatoria, ya que una vez que el paciente ha sido intervenido, puede irse a casa, bajo control médico y con los correspondientes tratamientos, pero sin necesidad de ingreso hospitalario. Otra de las ventajas que anima cada vez a más personas a someterse a ella es que tan sólo dura alrededor de unos diez minutos.

El proceso consiste en levantar una pequeña capa de tejido corneal, de un tamaño similar a una lentilla, donde a continuación se aplicará el láser durante una breve exposición que dura varios segundos. La operación finaliza recolocando ese tejido en su posición inicial sin necesidad de puntos, ya que por debido a la propia naturaleza del ojo, este tejido se adhiere solo.

Aunque la explicación pueda resultar un tanto desagradable, el proceso es muy rápido y totalmente indoloro, puesto que gracias a un colirio oftálmico anestésico no experimentarás ninguna sensación. Por lo que si estás pensando en someterte a esta sencilla intervención, no dudes en acudir a centros oftalmológicos como la Clínica Baviera, e informarte sin ningún tipo de compromiso.