Claude Shannon, un pionero de la edad de la información
Las teorías de este matemático e ingeniero estadounidense sentaron las bases de la informática y, con ello, los cimientos de la actual era digital, dominada por el Big Data y la interconexión a través de ordenadores y dispositivos móviles de mil y un tipos.

Sin las aportaciones de Claude Shanon, cuyo centenario celebramos hoy, no tendríamos nuestro smartphone, DVDs, y tampoco conoceríamos los videojuegos ni podríamos celebrar videoconferencias o tener álbumes de fotos en los discos duros de nuestros ordenadores.

Pero no hay por qué llegar hasta tan lejos. Sus descubrimientos modelaron nuestras vidas ya desde mucho antes. Considerado como uno de los pioneros más importantes de la edad de la información, se le considera el padre de la teoría matemática de la información.

Uno de los padres del mundo moderno

En cuatro palabras, la importancia de su aportación puede definirse como las bases teóricas de lo que luego serán las neuvas tecnologías de la comunicación y de la información, de las que hoy Internet, Big Data y el Internet de las cosas son los más importantes exponentes.

Claude Shannon, un pionero de la edad de la información
Sus investigaciones en el MIT fueron claves para diseñar diseñar los circuitos digitales de los futuros ordenadores. Su teoría matemática de la comunicación, publicada en 1948, fue fruto de su abnegado trabajo en los laboratorios Bell de Nueva York.

Gracias a él se demostró que pueden medirse tanto las fuentes de información como los canales de comunicación y que de ello depende su capacidad y velocidad de transferencia. Su método permitía expresar la información de forma cualitativa, tanto mediante el flujo a través de cables como del aire, mediante corrientes eléctricas fluctuantes. Si bien no ha inventado nada concreto, los métodos de información hoy son como son gracias a Claude Shannon, un gran admirador de Edison, al que tuvo como referente en todo momento.