Cómo distinguir una alergia de un resfriado
A menudo es muy frecuente confundir un resfriado con una alergia común, puesto que los síntomas son muy parecidos. Sin embargo, debemos prestar atención para saber qué medidas hay que tomar y sobre todo si necesitamos acudir a nuestro médico.

Con la llegada del buen tiempo comienzan aparecer las molestas alergias, cuyos síntomas afectan cada vez a un mayor número de personas. Es importante saber reconocer si sufrimos una alergia nueva que nunca antes habíamos sufrido.

Si quieres distinguir entre un resfriado común o una alergia debes tener en cuenta una serie de trucos que te facilitarán en gran medida tu visita al médico. Generalmente existen síntomas comunes en ambos casos, como por ejemplo la mucosidad y los estornudos. Por eso muchas personas piensan que sufren de un simple resfriado, cuando en realidad son víctimas de una alergia que en muchos casos no se trata como es debido.

En importante tener en cuenta que si además de estos síntomas también tenemos fiebre, no se trata de ninguna alergia conocida. Además, si tenemos abundante mucosidad, un intenso dolor de cabeza o molestias musculares o de las articulaciones es bastante probable que nos encontremos ante un resfriado.

En el caso de las alergias es muy habitual sufrir picazón de nariz, ojos o garganta. Si pensamos que nuestros síntomas pueden ser producidos por una alergia es importante acudir lo antes posible al médico para evitar que la situación empeore.

En este sentido es muy importante recibir un correcto tratamiento médico, ya que cualquier simple resfriado mal curado puede dar lugar a problemas de salud peores. Mientras que una alergia común y fácil de tratar puede terminar provocando unos síntomas severos y muy perjudiciales que pueden poner en peligro nuestra integridad física.