Confirmado: La Voyager 1 ha abandonado el Sistema Solar
Por fin podemos decir que somos una civilización intergaláctica, aunque sólo sea en una muy muy pequeña escala. Porque hoy es un día histórico para la humanidad en el ámbito de la investigación del espacio, aunque muchos no lo sepan.

Y es que ayer mismo se confirmó que la nave espacial Voyager 1, lanzada por la NASA en 1977 rumbo al espacio profundo, acaba de salir del Sistema Solar. Se trata del primer vehículo humano que lo logra. Todo un hito. A continuación, más detalles.

Ha sido la revista Science la que ha publicado todos los datos que demuestran que la nave ya se encuentra más allá de la heliosfera, una burbuja invisible de partículas cargadas que emite el Sol en todas direcciones.

Hasta ahora, no estaba nada claro si la Voyager 1 estaba dentro o fuera del Sistema Solar. La comunidad científica llevaba debatiéndolo desde el 25 de agosto de 2012, cuando aparecieron los primeros indicios. Y es que no es nada fácil medir este tipo de distancias.

Camino hacia las estrellas

Ahora mismo, la Voyager 1 se encuentra a 19.000 millones de kilómetros del Sol (se dice pronto). Hace un año se registró una fuerte caída, cercana a cero, de los rayos cósmicos que se producen dentro de la heliosfera y, al mismo tiempo, se empezó a medir un incremento notable de los rayos cósmicos que se producen en el frío, oscuro e inexplorado espacio profundo. Ahora ya existen las evidencias para confirmar que la nave está fuera del Sistema Solar.

Las mediciones que han permitido confirmarlo tienen que ver con las oscilaciones en la densidad del plasma -una amalgama de baja energía y partículas neutras que envuelve a la nave en la zona en la que se encuentra. Estas mediciones tuvieron que realizarse mediante un método indirecto porque el instrumento destinado para ello llevaba más de una década estropeado. Recordemos que la sonda se lanzó en 1977, y de eso hace ya muchos años.

Ed Stone, científicos del proyecto Voyager, lo ha celebrado así:

Ahora que tenemos nuevos datos clave, creemos que este es un salto histórico de la humanidad en el espacio interestelar. El equipo Voyager necesitaba tiempo para analizar las observaciones y darles sentido, pero ahora podemos responder a la pregunta que todos hemos estado pidiendo: ¿Ya estamos ahí? Sí, lo estamos.

Actualmente, la Voyager 1 se encuentra en una zona del espacio interestelar en la que aún hay cierta influencia del Sol. Se desconoce cuándo llegará a una zona totalmente libre de efectos de nuestro astro. En cualquier caso, la heliosfera ha sido superada. Próximo destino: las estrellas.