Consecuencias de la contaminación en la salud
Nadie pone en duda que los índices de polución de las grandes ciudades y de los principales núcleos urbanos son cada vez más altos, lo que tiene un importante impacto en nuestro organismo, y en especial en los ancianos y en las personas que padecen enfermedades del corazón y respiratorias.

La situación ha llegado a ser tan alarmante que los expertos han recomendado incluso evitar salir a pasear o dar una vuelta en bicicleta los días con temperaturas muy altas, con poco viento y mucho sol, sobre todo en ciudades como Madrid o Barcelona, y en especial en las áreas donde la densidad del tráfico es mayor. En opinión de los expertos, la contaminación ambiental está asociada a un aumento de la mortalidad en todo el mundo, y principalmente en las grandes urbes.

Si nos fijamos en las cifras y estadísticas llegamos a la conclusión de que la situación es tan grave como afirman los expertos, ya que dentro de nuestras fronteras el número de fallecimientos como consecuencia de la contaminación alcanza los 16.000. Además, se cree que si en capitales como Madrid y Barcelona disminuyeran ligeramente los índices de contaminación, el número de ingresos hospitalarios y de muertes se reduciría de manera muy notable y significativa.

Como es lógico, existe un sector de la población que es más vulnerable a sufrir las consecuencias de esta contaminación ambiental, es decir las personas de edad avanzada y quienes padecen de enfermedades respiratorias y del corazón, y por supuesto los más jóvenes. Sin embargo, existe otro tipo de contaminación que no se menciona tan a menudo, pero que también existe, y de hecho tiene un impacto muy negativo en los seres humanos, y es la contaminación acústica. El exceso de ruido provoca estrés, agobio y malestar general afectando en gran medida en nuestra salud mental y a nuestro estado de ánimo.