Consecuencias del jet lag
El jet lag es un desequilibrio producido entre el reloj interno de una persona, que establece los momentos de sueño y vigilia, y el nuevo horario al viajar en avión y llegar a otro país con una región horaria totalmente diferente.

En algún momento de nuestra vida, alguno de nosotros ha sufrido esta descompensación horaria, sin embargo a personas que debido a su trabajo deben viajar muy regularmente y sufren jet crónico que a la larga termia por afectar al cerebro.

Al tratarse de un órgano muy complejo, causa problemas de aprendizaje y de memoria, incluso bastante tiempo después de que la persona en cuestión haya regresado a su país de origen y a su horario normal. Una investigación realizada por un grupo de expertos de la Universidad de California en Estados Unidos, sometieron a hembras de hámster a cambios de seis horas, dos veces por semana durante un mes, lo que equivale a viajar en avión de Nueva York a París. Una vez transcurrido ese tiempo se realizaron pruebas en estos animales para medir el rendimiento de su aprendizaje y memoria.

El resultado fue que los animales sometidos a estos cambios tuvieron serios problemas para aprender tareas simples frente al otro grupo que no alteraron su ritmo horario. Un detalle sorprendente fue que esas dificultades continuaron incluso bastante tiempo después de que los animales se adaptaran al horario regular.

De hecho, las hembras de hámster con jet lag tan sólo tenían la mitad de neuronas en el hipocampo después de someterse a estos cambios horarios. Si a estos animales les afectan los cambios horarios de esta forma, como es lógico una situación similar experimentan las personas que por temas laborales deben viajar constantemente por todo el mundo, adaptando su reloj interno al horario de ese determinado país.