Consejos para dormir bien
Dormir bien y al menos ocho horas tiene innumerables beneficios para nuestro organismo y es una de las recomendaciones que cualquier experto aconseja. Sin embargo, muy pocos de nosotros cumplimos con este consejo, bien por el estrés del trabajo diario, como por la mala alimentación, las preocupaciones o la falta de tiempo.

Si quieres disfrutar de los beneficios de un reconfortante y placentero sueño reparador no olvides que debes llevar una alimentación sana y equilibrada, donde la cena es una de las comidas más importantes para dormir a pierna suelta. Tu cena debe ser lo más ligera posible, evitando siempre los hidratos de carbono.

Desde el lejano oriente, concretamente desde China, nos llega un curioso consejo para calmar la ansiedad: los huevos de codorniz. Según dicen en esta legendaria cultura, su sabor dulce es el componente perfecto para combatir el insomnio y esa terrible angustia que no te deja dormir.

Los aceites esenciales de naranja, de limón o de mandarina son ricos en componentes con efectos sedantes. Dos gotas diluidas en una cucharada de aceite vegetal y un masaje en la nuca o en la planta de los pies son perfectos para disfrutar del descanso que tanto te mereces después de un duro y estresante día de trabajo.

Por último, recuerda que debes mantener un equilibrio en tu horario de descanso, puesto que tu organismo necesita esa rutina diaria. La temperatura de la habitación también es importante, ni mucho frío ni demasiado calor. Lo ideal es mantener tu dormitorio a unos 19ºC aproximadamente en cualquier estación del año.

Si a pesar de todas estas recomendaciones te cuesta mantener el sueño, prueba a practicar algún ejercicio antes de irte a dormir. Verás cómo consigues relajar tu cuerpo de las tensiones acumuladas y por lo tanto disfrutar de ese merecido descanso.