El córtex cerebral de las ratas funciona como Internet
Gracias a una nueva investigación estadounidense sabemos algo más sobre el funcionamiento del cerebro, ese gran desconocido. Tras un concienzudo trabajo que recopiló información de estudios de cerebros de ratas se ha conseguido elaborar un esquema más completo de la interconexión entre neuronas.

Los resultados obtenidos permiten “tener un diagrama del cableado del cerebro”, afirman los autores del trabajo, publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, y ello significa, a su vez, que el cerebro de una rata funciona de una forma similar a como lo hace internet.

Es decir, mutatis mutandis, la conexión neuronal se comporta de la misma manera que internet: tiene innumerables redes de área local que luego se conectan con redes regionales más grandes para hacerlo finalmente en última instancia con la estructura general de la red.

Un internet en miniatura

Los científicos descubrieron “redes locales” neuronales dispuestas en capas anidadas unas dentro de otras, al modo de las típicas muñecas rusas, que funcionan como un “mini internet”.

El córtex cerebral de las ratas funciona como Internet
“La corteza cerebral del ratón es como un mini internet”, afirma Larry Swanson, líder de la investigación. En concreto, el mapeo de las conexiones neuronales de la corteza cerebral reveló que ésta se compone de cuatro redes: la “parte interior” de la corteza coordina el aprendizaje y la visión, mientras otra se ocupa de los órganos. Otra red, superior se encarga del olor, mientras la cuarta da sentido a las otras tres redes .

El descubrimiento abre la puerta a conectar la neurociencia que trabaja con animales y con cerebros humanos, con lo que en un futuro se podrían verificar los resultados de los estudios en animales y en personas, de forma indistinta.

El estudio, llevado a cabo por la Universidad del Sur de California, analiza más de 16.000 conexiones neuronales. Para reunir toda esta información se necesitaron más de 4.000 horas de trabajo.