Cosas increíbles que no sabías sobre los huevos
Los huevos de gallina son uno de los alimentos más nutritivos y versátiles que existen. Su consumo cotidiano lo convierten en un ingrediente culinario que nos resulta tremendamente familiar, del que creemos conocerlo todo. Pero apostamos que hay algunas cosas que desconocemos de él, ya sea por no habérnoslas preguntado nunca o por creencias erróneas.

Aunque se ha consumido desde la prehistoria, es ahora cuando se producen de forma intensiva. Las actuales estadísticas de producción son impactantes. Aunque es fácil imaginar que se producen muchos huevos a diario, sobre todo habida cuenta de que su consumo es habitual en todo el mundo, resulta sorprendente conocer las cifras.

Miles de millones de docenas

En los Estados Unidos, se consumen casi 7 mil millones de docenas de huevos cada año, que ponen cerca de 280 millones de gallinas, y globalmente la cifra alcanza las 79 mil millones de docenas y las gallinas ponedoras se cuentan por miles de millones.

Sólo una pequeñísima parte de ellas se libra de pasar toda su vida dentro de una jaula, compartiendo espacio con otras en insoportables situaciones de hacinamiento, si bien los sistemas de cría libre están aumentando gracias a la creciente demanda de huevos ecológicos.

Muy probablemente, tampoco sabrás que millones de pollitos machos son sacrificados cada año porque no son válidos para la industria del huevo, y tampoco se destinan a la producción de carne, simplemente porque pertenecen a otra industria.

Más sobre huevos: ¿Crees que los huevos engordan? La respuesta más obvia (como cualquier alimento, lo hacen) no es la que nos interesa. En este caso se trata de centrarnos en esa otra respuesta que nos desvela algo que no conocíamos. Y es que los huevos pueden ayudarnos a adelgazar, pues permite controlar la hormona que estimula el apetito.

Así lo concluyó una investigación financiada por la American Egg Board, tras realizar una prueba en la que, frente al grupo de voluntarios que desayunó cereales, un segundo grupo que tomó un huevo consiguió niveles bajos de dicha hormona. Finalmente, los investigadores concluyeron que la alta calidad de sus proteínas aumentaba la saciedad y, de hecho, el huevo es el alimento con más densidad de nutrientes de los que consumimos.

Cosas increíbles que no sabías sobre los huevos
Por otra parte, en contra de lo que se creía en el pasado, a pesar de contener colesterol no eleva el riesgo cardiovascular en personas sanas, por lo que se recomienda comer uno diario, y hacerlo cocinándolo para aprovechar las propiedades de la albúmina, que se encuentra en su clara.

Si encontramos dos yemas en un mismo huevo no representa ningún peligro comerlo. Simplemente, la gallina ha producido en dos óvulos en una misma ovulación, en lugar de uno, como es habitual, y también es frecuente encontrar un punto rojo en la yema, que no es otra cosa que un vaso sanguíneo roto.

Y tres trucos prácticos: batirás más fácilmente los huevos a temperatura ambiente, pues la clara es más elástica, y el aceite de la sartén saltará menos que si está frío. Por último, si el huevo no es demasiado fresco las cáscara se eliminará más fácilmente.