Crean una autopsia alternativa para países pobres
En el centro de investigación en Salud Internacional de Barcelona (CRESIB) han desarrollado un interesante procedimiento que ayudará en muchos países en vías de desarrollo. Se trata de un nuevo método más rápido y barato para realizar autopsias.

Este procedimiento post-mortem es menos invasivo que una autopsia completa y podrá ser aplicado sin grandes gastos en los países pobres. Financiado por la familia Gates, el procedimiento se ha publicado en la prestigiosa revista The Lancet. Todos los detalles a continuación.

Las autopsias convencionales son difíciles en ciertos países debido a motivos económicos, o bien, debido a problemas culturales o religiosos. Por este motivo se ha inventado la autopsia mínimamente invasiva (AMI). Esta autopsia se sirve de técnicas de imagen, como la resonancia magnética o una tomografía computarizada, con pequeñas biopsias diagnósticas específicas, por punción con aguja, de los órganos clave.

Rápida y fiable

La AMI es un tipo de autopsia muy fiable. Puede compararse a la autopsia completa y permite comprender de qué manera surgen y se desarrollan las enfermedades a partir de pequeñas muestras y sin gran invasión del cuerpo. Este tipo de autopsia incluye el uso de técnicas de imagen, como la resonancia magnética o una tomografía computarizada, con pequeñas biopsias diagnósticas específicas, por punción con aguja, de los órganos clave.

Así, con la AMI, se pueden estudiar enfermedades en cuerpos de fallecidos que, hasta la fecha, necesitaban de una autopsia completa. De todas formas, este método aún no se puede aplicar en ciertas situaciones de escasez de recursos. De manera que aún es necesario introducir nuevas técnicas simplificadas y alternativas como complemento de los métodos indirectos que se emplean.