Crean el diamante más resistente del mundoEs un diamante sintético, y aunque sorprende que este tipo de piedra preciosa nazca en un laboratorio, la característica que lo convierte en algo insólito es su increíble resistencia. Sucedáneo de esta gema natural, la supera en dureza y estabilidad térmica, dos características que se logran por primera vez. La industria ya está frotándose las manos.

Los orgullosos padres de esta criatura con propiedades mecánicas y térmicas excepcionales son unos investigadores chinos de la Universidad de Yanshan, cuyo mérito es evitar que se desgaste a unos 700ºC, el gran problema con el que se topaban los intentos de hacer un diamante artificial útil para distintos usos industriales.

El resultado ha sido “un sueño hecho realidad”, apunta Tian Yongjun, líder de la investigación, pues la comunidad científica intentado durante décadas dar con la fórmula para la síntesis de nuevos materiales más duros que el diamante natural.

Todavía es difícil de producir

Su extraordinaria capacidad para soportar temperaturas más calientes que el diamante natural -temperatura de oxidación de más de 200ºC mayor que éste- permitirá que las herramientas de diamante resistan a altas temperaturas sin oxidarse, lo que provocaba un severo desgaste.

Hasta ahora, los intentos eran fallidos porque siempre lograban más dureza que su homólogo natural, pero a costa de un menor aguante térmico. Ahora, superado este problema, se ha logrado la piedra más fuerte del mundo.

Crean el diamante más resistente del mundo
Debido a sus características superiores permitirá fabricar herramientas para usos industriales y científicos, como las células de yunque de diamante, según explican en un artículo publicado en la revista Nature.

Una vez cumplido el objetivo resta perfeccionarlo. El talón de Aquiles de este supermaterial es la dificultad para producirlo, por lo que se intenta mejorar este aspecto. De lograrlo, quien sabe si no acabarían revolucionando también la joyería… aunque además de su belleza, su encanto radica en buena parte precisamente en su exclusividad.