Crece el misterio en torno a Titán, la luna de Saturno
Por estas fechas, la sonda Cassini está trabajando en los alrededores de Titán y tomando muestras desde su órbita. Y, según parece, los científicos están cada vez más desconcertados con los datos que se están recibiendo.

Nadie esperaba que, debajo de su atmósfera tóxica de metano e hidrocarburos, hubiese una sólida corteza de hielo, recientemente descubierta. Esto desbarata todas las teorías formuladas hasta la fecha. Vamos a ver por qué.

Según parece, los científicos preveían una corteza flexible en Titán. Pero el reciente hallazgo de una rígida corteza de hielo ha cambiado las cosas radicalmente. El metano y diversos hidrocarburos caen sobre la superficie de la luna y rellenan lagos y mares enteros de hidrocarburos. Pero parece, también, que hay un océano de agua líquida separado por una corteza de hielo.

A partir de una disfunción entre las mediciones de gravedad y altura, en la superficie de la luna, se descubrió que bajo la corteza de hielo había un océano entero de agua. Al parecer, la capa de hielo es demasiado gruesa para permitir que el hielo empuje hacia arriba la corteza. De esta manea, los trozos se mantienen sumergidos debido a su baja densidad. Es decir, tienen menos densidad que el agua que desplazan. De esta manera, la gravedad en estas zonas, es diferente de la que se esperaba.

Crece el misterio en torno a Titán, la luna de Saturno

¿De dónde viene el metano?

Comprender las características de la capa de hielo de Titán es fundamental para descubrir qué es lo que alimenta la lluvia de metano de la luna, causante de los lagos y las dunas congeladas de hidrocarburos. La atmósfera tiene tanto metano que, de caer todo en forma de lluvia, formaría una capa de 10 metros sobre toda la superficie. Sin embargo, ahora los científicos no logran comprender de dónde viene este metano.

Hasta ahora, la respuesta más lógica era que el metano provenía del interior de la luna. Sin embargo, el reciente descubrimiento desmiente esta posibilidad: debido a la capa de hielo, el metano no puede ascender hasta la superficie.

El misterio sigue sin resolverse. Se espera que antes de 2017 existan evidencias que puedan servir como indicios para dar una explicación a la conformación de esta curiosa luna.