¿Cuál es el origen de los agujeros negros?
Los agujeros negros son una de las cuestiones científicas que más misterio e interés despiertan, ya sea entre los expertos en astronomía, como entre los simples aficionados en la materia. Un tema que a pesar de las innumerables investigaciones realizadas y de los últimos avances y medios disponibles a nuestro alcance todavía plantea serios interrogantes, y uno de los más importantes es conocer su origen.

Un agujero negro es una región finita del espacio-tiempo provocada por una gran concentración de masa en su interior, y cuando su densidad aumenta se produce un campo gravitatorio del que ni siquiera los fotones de luz pueden escapar. Uno de los mayores enigmas del Universo que ha sido protagonista de muchas películas de ciencia ficción, documentales y novelas.

Por lo que se refiere al origen de los agujeros negros y según un estudio publicado por la revista especializada Nature, una posible teoría podría ser debido a la colisión de galaxias durante el universo primitivo. Cuando dos galaxias se fusionan se genera un disco de gas inestable, siendo necesarios hasta unos 100.000 años para que se acumule en su centro una cantidad de materia equivalente a la de 100 millones de soles.

Según los supuestos de esta teoría, la acumulación de gas fruto de la fusión de dos planetas daría como resultado un agujero negro. Sin embargo, en esta explicación existe un interrogante muy importante y todavía desconocido en torno a la duración de este proceso, un dato clave para terminar de comprender el origen de estos campos gravitatorios de enorme densidad.

Otra teoría acerca de la formación de los agujeros negros la defiende el astrofísico Stephen Hawking en uno de sus libros, cuando afirma que un agujero negro sería el resultado final de la acción provocada por la gravedad extrema, es decir cuando comprime una estrella hasta hacer que los átomos empiecen a aplastarse.

En ambas teorías, la complejidad de los agujeros negros tiene en jaque a las mentes más privilegiadas de la ciencia, quienes no son capaces de descubrir más detalles acerca de estas formaciones del Universo.