¿Cuál fue el secreto de la música de Beethoven?
Aún hoy, la vida de Ludwig van Beethoven y su magna obra son una fuente inagotable de curiosidades y misterios. El mayor de todos ellos, cómo no, es el gran secreto de su epatante obra. ¿Cómo consiguió hacer una música tan increíble, en qué se inspiraba, cómo lo hizo posible…?

Su genio creador consiguió crear una música que lo convirtió en uno de los más grandes compositores de la historia. ¿Pero, en qué se inspiraba para hacerla, cuál era su secreto mejor guardado? Hoy, la ciencia tiene una respuesta, y no se trata de una sublime musa, precisamente.

Arritmia cardíaca, su inspiración

La sobrehumana música de Beethoven podría seguir unos patrones muy terrenales. Tan prosaicos como el latido de su corazón. Pero no, no de forma figurada, aquí no hay metáforas que valgan.

La razón del ritmo de sus sinfonías podría responder a una dolencia del músico. Según un estudio de la Universidad de Michigan y la Universidad de Washington, en Estados Unidos, padecer arritmia cardíaca podría haber inspirado su música.

Este problema de salud explicarían los cambios repentinos e inesperados en el ritmo de sus obras. Así lo creen, al menos, estos científicos, entre los que, además de musicólogos, hay un cardiólogo y un historiador de la medicina.

¿Cuál fue el secreto de la música de Beethoven?
Los autores del ensayo analizaron varias composiciones de Beethoven, y finalmente concluyeron que “su música puede haber sido sentida, tanto en sentido figurado, como físicamente”.

Los investigadores explican que cuando el corazón late irregularmente por enfermedad, el latido sigue patrones predecibles, y éstos influyen en cómo experimentamos el mundo. En el caso de un genio de la música, habría influido de tal modo que podría haber llevado a Beethoven a componer a partir de los latidos de su corazón. Una teoría que cobra especial interés analizada a la luz de la sordera que acabó sufriendo.