Cuevas multi-usos de los neandertales
Los científicos han descubierto otra evidencia más que demuestra que la inteligencia de los neandertales y la de los seres humanos modernos está mucho más cerca de lo que se pensaba. Al menos estas conclusiones se extraen del último estudio realizado por el Institut Català de Paleoecología Humana y Evolución Social, IPHES.

Los científicos que han participado en este trabajo han descubierto que los neandertales eran capaces de utilizar un mismo espacio de diferentes formas, algo así como una especie de sala multi-usos de la prehistoria. Este curioso emplazamiento está situado en el yacimiento arqueológico de 300 metros cuadrados situado en las afueras de Barcelona, donde se cree que habitaron los Homo Neanderthalensis hace unos 70.000 y 40.000 años.

No cabe duda de que se trata de un yacimiento muy importante que ha aportado un gran hallazgo al pasado de la humanidad, ya que en él se han encontrado hasta 20 niveles de ocupaciones, en algunos de ellos incluso con aspecto de hogar y con pruebas evidentes de que se encendieron fuegos. Otro aspecto determinante en el trabajo realizado por IPHES y que ha sorprendido a los científicos ha sido que los neandertales se distribuían el espacio atendiendo a unos determinados roles sociales, aunque por el momento se desconocen de cuáles eran.

Esto es lo que se deduce de los más de 6.00 huesos de animales que sirvieron de alimentos a aquellos antiguos habitantes de la región, y que estaban situados en diferentes hogares. Lo que demuestra también que los neandertales compartían comida en determinados momentos. El trabajo del Institut Català de Paleoecología Humana y Evolución Social pone el broche final al estudio defendiendo la teoría de que estas salas multi-usos eran habitadas por grupos pequeños de neandertales, puesto que en los niveles superiores empiezan a desaparecer estos curiosos y prehistóricos hogares.