Deporte para producir energía
Estar en forma y generar energía ya es posible gracias a una serie de sistemas que producen electricidad simplemente montando en bicicleta, saltando, corriendo o dando un sencillo paseo. Un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT) ha creado una bicicleta que aprovecha la energía cinética acumulada en el frenado para su después utilizarla en un motor eléctrico.

Su nombre es The Copenhagen Wheel e integra diversas tecnologías que informan al usuario de la velocidad, la distancia recorrida, los niveles de contaminación, dispone incluso de conexión para el iPhone y un sistema antirrobo.

El clásico juego de saltar a la comba que gusta tanto a niños como a mayores es más divertido que nunca con Jumping Light, gracias a sus dos linternas proporciona luz de una manera fácil y ecológica. En cada una de sus asas lleva dos bombillas LED y un indicador de energía que se recargan con el movimiento del usuario.

La Universidad Tecnológica de Lousiana en Estados Unidos ha diseñado una zapatilla deportiva que tiene un pequeño generador en su suela, a través del cual cada vez que la persona se mueve, genera una energía capaz de alimentar baterías o aparatos electrónicos pequeños en tiempo real.

El uso de estas zapatillas es realmente cómodo gracias a que se basan en una innovadora tecnología que utiliza transductores de cerámica, un material resistente a la vez que económico. Sin embargo, todavía se trata de un prototipo que necesita perfeccionarse.

La última actividad recomendada por los especialistas en salud y deporte, además de barata es placentera y gratificante. Andar tiene numerosos beneficios para la salud y ahora también permite generar energía. Powerleap es un conjunto de baldosas que convierten las pisadas en electricidad. Ahora ya no hay excusa para ponerse en forma y ayudar al medio ambiente, generar energía nunca ha sido tan fácil y saludable.