Descifran un antiguo manuscrito con el traductor de Google
El traductor de Google es mucho más eficaz de lo parece, ya que sus innovadoras técnicas han ayudado a científicos suecos y estadounidenses a descifrar un manuscrito de 250 años de antigüedad. El documento, que se conoce como Cifrado Copiale, se encuentra en una Academia de Berlín Oriental desde la guerra fría, y pertenece a una misteriosa y desconcertante sociedad secreta alemana con unas ideas políticas bastante extrañas.

Los últimos avances informáticos han hecho posible la traducción de este manuscrito compuesto por más de 100 páginas, y que a diferencia de otros documentos antiguos e indescifrables, tiene un contenido coherente y lógico que ha permitido revelar sus secretos. Sin embargo, no deja de resultar paradójico que su traducción ha sido posible gracias a las técnicas estadísticas del buscador más importante del mundo, Google.

El texto contiene aproximadamente unos 75.000 caracteres, romanos, griegos y símbolos desconocidos. En él se revelan los rituales y pensamientos políticos de una sociedad secreta alemana, obsesionada con los ojos, las cejas, la cirugía ocular y la oftalmología. Palabras como ceremonias de iniciación o sección secreta, además de extraños símbolos abstractos, son algunas de las principales particularidades del documento alemán.

La eficacia de estas técnicas empleadas por Google Translate ha llevado a los científicos a querer probar estas herramientas en otros antiguos escritos, como por ejemplo el mensaje tallado en la escultura de granito que se encuentra frente a la CIA o el famoso Manuscrito Voynich.

Desde hace siglos, se han descubierto documentos y extraños manuscritos que nunca han podido ser descifrados, pero que gracias a los últimos avances informáticos y a la combinación de diferentes herramientas y técnicas, tal vez dejen de ser un misterio. Aunque también es cierto que algunos escritos carecen por completo de un sentido lógico, y difícilmente podrán ser traducidos.