Descubierta una brillante y solitaria estrella
El Very Large Telescope de ESO situado en el observatorio de Paranal en Chile ha vuelto a protagonizar un interesante descubrimiento astronómico que ha despertado la curiosidad de los expertos científicos y de todos aquellos aficionados en astronomía. El potente telescopio ha detectado a una estrella solitaria en una galaxia cercana, que es tres millones de veces más brillante que nuestro Sol. Lo más sorprendente del caso es que a diferencia de otras denominadas súper-estrellas que se encuentran en cúmulos estelares, esta desconcertante estrella está totalmente aislada.

Esta situación ha despertado el interés de la comunidad científica quienes se preguntan cuál puede ser el origen de esta misteriosa estrella que han bautizado con el nombre de VFTS 682, y que tiene 150 veces la masa del Sol. Su luz roja e infrarroja consigue pasar a través del polvo, mientras que la luz azul y verde se dispersa mucho más hasta que finalmente termina por perderse en la inmensidad del Universo. Pero existe otra importante curiosidad que rodea a esta misteriosa y solitaria estrella, ya que además de su brillante poder, su temperatura es espectacularmente elevada con cerca de 50.000 grados Celsius.

Además, los astrónomos nos recuerdan que esta curiosa estrella está cerca de un cúmulo estelar denominado R 136, donde existen varias súper-estrellas con unas características muy similares, lo que según los científicos puede sugerir que la estrella VFTS 682 podría haberse formado allí y después fue expulsada, al igual que ha sucedido anteriormente con las denominadas estrellas fugitivas. En cualquier caso, serán necesarias muchas más investigaciones y estudios para aclarar su origen.

Por último, cabe destacar que este tipo de estrellas con unas características tan peculiares suelen desaparecer con un estallido de rayos gamma de larga duración, un espectáculo que es además una de las explosiones más brillantes del Universo.