Descubiertas más de 1.000 especies en Nueva Guinea
La isla de Nueva de Guinea ha sido testigo de un descubrimiento fundamental para garantizar la biodiversidad de nuestro planeta, gracias a las más de 1.000 nuevas especies animales y vegetales que habitan en este extraordinario territorio. El Informe elaborado por el Fondo Mundial para la Naturaleza recoge las 218 nuevas plantas, 43 reptiles, 12 mamíferos, 580 invertebrados, 134 anfibios, dos pájaros y 71 peces descubiertos en esta asombrosa naturaleza.

Situado entre Asia y Oceanía, Nueva Guinea alberga cerca del 8% de las especies catalogadas hasta el momento en todo el mundo. La diversidad de este territorio es tal que en tan sólo un kilómetro cuadrado de bosque pueden habitar hasta 150 especies de pájaros de increíble belleza y colorido. Un privilegiado espacio natural donde es posible encontrar algunas de las especies más singulares y maravillosamente raras del mundo, como es el caso de la mariposa más grande de 30 centímetros de longitud.

Entre las nuevas especies descubiertas en Nueva Guinea destacan sobre todo un delfín de nariz chata que habita en aguas poco profundas y en la desembocadura de los ríos, un exótico lagarto azul, cuya imagen acompaña al artículo, y una curiosa serpiente que sería la mascota perfecta para muchos, porque mide tan sólo entre 12 y 14 centímetros, es ciega y no puede morder ni tiene veneno.

Este sorprendente descubrimiento viene acompañado también de una triste noticia. Tal y como nos recuerdan los científicos que han participado en el estudio del Fondo Mundial para la Naturaleza, todas estas especies corren un grave peligro de supervivencia si no se controla la tala y la deforestación de la isla, lo que supondría el fin de unas maravillosas y pintorescas especies animales y vegetales. Está en mano de todos, sobre todo de las políticas medioambientales de los gobiernos, proteger los bosques y los ríos de Nueva Guinea, que presumen de ser los más ricos y con mayor biodiversidad de todo el mundo.