Descubierto el cráter más antiguo de la Tierra
Un equipo de científicos ha conseguido identificar en la costa oeste de Groenlandia un cráter de cerca de cien kilómetros de diámetro causado por el impacto de un asteroide.

Según aseguran los datos recabados, se trata del impacto más antiguo registrado nunca sobre nuestro planeta: parece ser que chocó contra la tierra hace tres mil millones de años, mil millones de años antes que cualquier otro impacto registrado.

La erosión y el tiempo transcurrido han limado la superficie de nuestro planeta, de manera que apenas quedan vestigios de los asteroides y cometas que chocaron contra la Tierra durante su formación, hace 3.000 millones de años. De hecho, las posibilidades de encontrar el rastro de uno de estos impactos primigenios se consideraba muy remota.

Ha sido un equipo de científicos de la Universidad de Cardiff, dependientes del servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia de la Universidad de Lund, los que han encontrado los restos de este impacto cerca de Maniitsoq, en la costa oeste de continente ártico.

A lo largo de los últimos miles de años la corteza se ha erosionado tanto, sobre todo hacia abajo, que hoy vemos la parte más profunda, un terreno que entonces podía estar 25 kilómetros debajo de la superficie. Por este motivo es difícil identificar cráteres antiguos.

Aún así, el choque fue tan intenso que sus efectos se dejaron notar a gran profundidad, de manera que quedaron registrados en la parte de la corteza que hoy conocemos.

Hasta ahora, el cráter más antiguo catalogado estaba en Sudáfrica. Tiene 300 kilómetros de ancho y 2.000 millones de años de antigüedad. Su nombre: Vredefort.

¿Qué interés puede tener el estudio y el descubrimiento de estos cráteres? Al parecer, en su interior se guardan recursos minerales valiosos y petróleo y gas. De hecho, ya hay una compañía canadiense interesada en explorar el cráter que se acaba de descubrir en Groenlandia.