Descubierto un nuevo dinosaurio con alas
Paleontólogos de la Universidad de Southampton han descubierto recientemente, en el noreste de china, un nuevo dinosaurio con características de ave que vivió en el período Jurásico. El descubrimiento es importante porque desafía las teorías sobre el origen de las aves, aceptadas por unanimidad por la comunidad científica -hasta la fecha.

El animal medía poco más de 30 centímetros, se le conoce bajo el nombre de Eosinopteryx, y es anterior a los dinosaurios de los que se creía que provenían los actuales pájaros.

Hasta ahora, la comunidad científica aceptaba que las aves evolucionaron a partir de un ancestro común: los dinosaurios terópodos del Cretácico Inferior, que habitaron la tierra hace 130 millones de años, aproximadamente.

Pero ahora, con el descubrimiento del Eosinopteryx, publicado en la prestigiosa revista Nature Communications, se proporcionan evidencias adicionales que indican que los ancestros de las aves son más antiguos de lo que se pensaba. Gareth Dyke, responsable de la investigación asegura que:

Este descubrimiento arroja dudas sobre la teoría de que el famoso fósil de Archaeopteryx fue fundamental en la evolución de las aves modernas.

Descubierto un nuevo dinosaurio con alas

Pájaros incapaces de volar

El Eosinopteryx, a pesar de ser un dinosaurio emplumado, era incapaz de alzar el vuelo debido a su pequeña envergadura de ala y a la estructura ósea que no favorecía el batir de alas.

De hecho, tenía un menor número de pumas en cola y patas para favorecer la carrera sobre terreno firme. Se entiende que evoluciones posteriores permitieron a las especies derivadas empezar alzar el vuelo.