Descubierto un nuevo mineral
Un grupo de científicos de la Agencia Espacial Norteamericana de la Nasa, en colaboración con expertos de otros países como Japón y Corea del Sur, ha descubierto un nuevo mineral en un meteorito que chocó contra la Tierra en 1969. El nuevo mineral en cuestión ha sido bautizado con el nombre de wasonita y tiene una estructura hasta el momento inédita, lo que ha sorprendido a los científicos involucrados en el proyecto, que en un principio estaba centrado en el estudio del meteorito Yamato 691 que cayó sobre la Antártida.

Por lo que se refiere al mineral, cabe destacar que está formado por dos compuestos diferentes: uno es el sulfuro y otro el titanio. Sin embargo, posee una estructura cristalina única que no se había encontrado nunca hasta ahora en cualquier otro elemento de la naturaleza. Este cristal está rodeado de otros minerales desconocidos y para que te hagas una idea, tiene una anchura cien veces menor que el espesor de un cabello humano.

Encontrar este diminuto mineral fue posible gracias a un potente microscopio de transmisión de electrones de la NASA, que es capaz de aislar los granos de wasonita y determinar su composición química y su estructura atómica. Un detalle también muy curioso es que después de realizar este sorprendente hallazgo, los investigadores han encontrado otros elementos que han resultado ser de lo más extraños como por ejemplo los aerolitos, que según los científicos pueden proceder de Marte y de la Luna.

Y si te estás preguntando cuál es el principal objetivo de estudio de estos minerales y meteoritos, la respuesta es conocer más detalles de la creación de nuestro sistema solar y comprender así las condiciones que se dieron para que formara, y después tuvieran lugar sus correspondientes procesos.