Descubre el cuadro más pequeño del mundo: la Mini Lisa
Los récords siempre son un aliciente para hacer más y mejor ciencia. En el caso de la miniaturización sobre todo. Investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia, en Estados Unidos, acaban de lograr un hito más que sorprendente.

Y es que han conseguido pintar la Gioconda de Leonardo Da Vinci en una superficie de apenas 30 micras de ancho. Es decir, han pintado el cuadro que veis en portada en una superficie equivalente a un tercio de la anchura de un pelo. A continuación, todos los detalles de cómo se ha logrado semejante hazaña.

La técnica que se ha utilizado para crear la Mini Lisa es la misma que se utiliza para la fabricación de dispositivos tecnológicos. Se diseñó la imagen con un microscopia de fuerza atómica gracias a un proceso de nanolitografía termoquímica. La tonalidad de cada píxel ha sido creada a partir de reacciones químicas. Así lo explica Jennifer Curtis, autora principal del estudio:

Al ajustar la temperatura, nuestro equipo manipula las reacciones químicas para producir variaciones en las concentraciones moleculares a escala nanométrica. El confinamiento espacial de estas reacciones proporciona la precisión necesaria para generar imágenes químicas complejas como la Mini Lisa.

La mejor técnica para el futuro

Es difícil lograr semejante precisión con otras técnicas. Al parecer, esta técnica podrá ayudar a la conductividad del grafeno, un material que podrá empezar a utilizarse en breve. De hecho, esta técnica permitirá acceder a un gran abanico de experimentos y aplicaciones en campos que antes eran inaccesibles como la nanoelectrónica, la optoelectrónica y la bioingeniería.

En definitiva, una obra de arte en miniatura para mostrar todo el potencial de las últimas tecnologías de miniaturización.