Descubre el aleteo del colibrí a cámara súper lenta
Hay animales extraordinarios. Uno de ellos, sin duda, es el colibrí. De hecho, este pequeño pájaro de aleteo endemoniado, es fuente de inspiración de científicos, inventores e ingenieros. A partir del análisis de su aleteo se trata de producir tecnologías que los imiten.

A continuación, descubrimos un fabuloso vídeo del aleteo del colibrí y cámara súper lenta y, además, repasamos todas las aplicaciones tecnológicas que tendrá su estudio.

Al parecer, el colibrí es capaz de mover sus alas 55 veces por segundo cuando está quieto. Cuando vuela hacia atrás las mueve 61 veces por segundo y 75 veces por segundo cuando va hacia delante. Esta velocidad endemoniada le permite rotar y colocarse al instante según convenga, una ventaja evolutiva muy interesante para nosotros.

Para grabar su aleteo, se ha utilizado una cámara Phantom, capaz de capturar miles de fotogramas por segundo. El modelo ultrarrápido dispara 3.300 cuadros por segundo en alta resolución. En baja resolución es capaz de capturar 650.000. Hasta ahora, nunca se había grabado con tanto detalle a este animal.

Estudio con fines tecnológicos

Ahora, gracias al estudio realizado en la Universidad de Standford, sabemos más cosas sobre el vuelo del colibrí. Por ejemplo, sabemos que producen vibración y movimiento sobre sus espaldas cuando están en vuelo. Además, logran 55 aleteos de media por segundo y su sacudida del cuerpo es la más rápida entre todos los vertebrados que existen.

Viéndolo a cámara lenta podemos comprobar cómo el ave inclina ligeramente la posición de las alas para reducir la marcha en situaciones de despegue y aterrizaje. Todas estas investigaciones favorecerán el desarrollo de modelos en el campo aeronáutico a medio plazo. Una maravilla, ¿no?