Descubre el misterioso hexágono de Saturno: nuevas imágenes
El gigantesco hexágono de Saturno es, sin duda, una de las estructuras más hermosas y misteriosas de nuestro Sistema Solar. Se encuentra en el polo norte del planeta y su forma, claramente geométrica, supone todo un misterio para la ciencia.

De hecho, los científicos no encuentran la solución. Sin embargo, es probable que las nuevas imágenes y un vídeo que nos envía la sonda Cassini y que os ofrecemos aquí en primicia puedan ayudar a desentrañar el enigma. A continuación, todos los detalles.

El hexágono se forma debido a una gigantesca corriente de aire, cuya longitud alcanza los 30.000 kilómetros, y que se configura en figuras diversas: círculos concéntricos, espirales y figuras sinuosas. Hace tres décadas que existe, de modo que es un fenómeno atmosférico longevo.

La nave espacial Cassini ha logrado tomar fotografías en alta resolución de dicho hexágono y, por primera vez, lo podemos ver al completo. Incluso os traemos un vídeo con filtros de color que ofrece una visión completa del mismo. Hay que considerar, como hemos dicho, que lo que vemos en imagen tiene cerca de 30.000 kilómetros de ancho.

Durará varios siglos

La opinión unánime es la siguiente: el fenómeno podría durar varios siglos antes de modificar sus patrones. La estabilidad del hexágono, al parecer, tendría que ver con la falta de accidentes geográficos y de una superficie sólida en Saturno.

Estas tomas no se han podido conseguir antes porque no fue hasta finales de 2012 cuando el Sol arrojó luz sobre su interior. La nave capturó imágenes durante un lapso de diez horas.

Se contempló la tormenta derivada de la ventisca y los vórtices que giran en dirección opuesta al hexágono. Así lo explican los representantes de la misión Cassini:

En el interior del hexágono, hay menos grandes partículas de neblina y una concentración de pequeñas partículas, mientras que fuera del hexágono ocurre todo lo contrario. La corriente en chorro hexagonal está actuando como una barrera, que se traduce en algo así como el agujero de ozono antártico de la Tierra.