Descubre el tremendo supervolcán de Yellowstone
Seguro que algunos de vosotros habéis tenido la oportunidad de visitar el Parque Nacional de Yellowstone, situado en Estados Unidos. Se trata de un lugar muy plácido de origen volcánico que, sin embargo, esconde un secreto.

Al parecer, debajo se esconde uno de los volcanes más mortíferos del planeta Tierra. Y, atención, un nuevo estudio ha revelado que una nueva erupción destructiva podría darse a medio plazo. Vamos a descubrir todos los detalles de este misterioso asunto a continuación.

Al parecer, podría darse una erupción en Yellowstone, en concreto en una de las tres zonas de fallas que atraviesan el parque de norte a noroeste. Hace 600.000 años ya se produjo un supererupción que generó ríos de lava y violentos temblores.

Este nuevo estudio permitirá a la comunidad científica investigar qué áreas del parque deben ser vigiladas con atención. Y con razón, si tenemos en cuenta que el supervolcán expulsó en su momento cerca de mil kilómetros cúbicos de ceniza en una única explosión, causando oscilaciones climáticas en todo el planeta.

Pueden darse, por otro lado, pequeñas erupciones, pero será difícil predecirlas. Lo que se sabe es que estas pequeñas erupciones no deberían de ser violentas. Al contrario: generarán ríos de lava muy viscosos y lentos.

No hay peligro inminente

El análisis detallado de la lava del volcán permite deducir que los flujos surgieron de la cámara de magma situada a una profundidad de entre 6 y 12 kilómetros. Por las propias características de la lava se sabe que ascendió muy rápidamente hacia la superficie, lo suficiente como para que no se formaran cristales.

Estos últimos indicios no sugieren, afortunadamente, que vaya a producirse una erupción inminente. Pero sí es cierto, según asegura Ben Ellis, vulcanólogo de la Universidad de Zurich, que los patrones de erupción pueden cambiar de un día para otro.

Así pues, Yellowstone se convierte en un nuevo centro de investigación. Primero, para saber más acerca de los volcanes. Segundo, para tratar de descubrir si este mortífero volcán entrará en erupción.