Descubre la estación Concordia, el lugar de trabajo más alejado del mundo
Si ya es cansado tener que desplazarse cada mañana a la oficina para trabajar, coger el coche o el transporte público y recorrer los interminables kilómetros que separan nuestro lugar de trabajo de nuestra casa, imaginaos cómo será ir a trabajar a la Antártida.

Tras las navidades y como consuelo por tener que volver a trabajar, os traemos un curioso documento: el lugar de trabajo más alejado del mundo, la estación Concordia de la Antártida fotografiada desde el cielo.

Ha sido el microsatélite Proba-1, de la Agencia Espacial Europea (ESA) el que ha tomado la curiosa fotografía de portada, la base Concordia de la Antártida cubierta de nieve.

En esta base, ubicada a 3.233 metros sobre el nivel del mar y sin ni una sola alma alrededor (en 560 kilómetros a la redonda no hay nada), se investiga en campos que requieren de especial aislamiento, como la medicina. Incluso se experimenta sobre sus propios ocupantes, cuya experiencia vital se asemeja mucho a tener que vivir en otro planeta. De hecho, sobreviven a -80 grados de temperatura en unas condiciones extremas, completamente aislados en invierno.

Un templo de la ciencia

Desde la plataforma Concordia se llevan a cabo muchas investigaciones. Por ejemplo, se perfora el subsuelo para investigaciones geológicas y para medir los temblores de la tierra. Allí tan sólo viven científicos entregados a hacer de nuestro mundo algo mejor -si es posible.

Por otra parte, la sonda Proba-1 de la ESA, que ha tomado la fotografía aérea, también es un pequeño laboratorio, pero esta vez en miniatura. Es capaz de tomar imágenes monocromáticas que cubren 25 kilómetros cuadrados, incluye también un telescopio miniaturizado y una serie de componentes cuya principal característica es el ser diminutos. Toda la sonda ocupa poco más de un metro cúbico.