Descubre la famosa isla fantasma del Pacífico
En muchos atlas del siglo XIX aparece una isla que, en realidad, no existe. Gran misterio que inició con las observaciones incorrectas de un buque ballenero en 1876. En el propio Google Earth aparece como Sandy Island, sin embargo, un equipo de científicos australianos salió en su búsqueda y no logró dar con ella.

Ahora, por fin, un investigador neozelandés ha conseguido resolver el misterio de esta supuesta isla fantasma. A continuación, la respuesta al enigma.

Ha sido Shaun Higgins, investigador neozelandés del museo de Auckland quien, absorbido por esta curiosa historia, ha tratado de resolver el enigma. Descubrió, en primer lugar, que la isla había sido encontrada por el ballenero ‘Velocity′ en 1876.

Al parecer, el capitan de dicho barco, avistó unos bancos de arena que conformaban una serie de islotes. Sin embargo, este conjunto de islotes ya no existe.

Según Higgins, el error se produjo en la interpretación de las palabras del comandante del ‘Velocity′. Seguramente, este capitán tan sólo avistó un conjunto de corales y arrecifes, no una isla, pero en la transmisión de la información se dio por hecho que allí figuraba una isla.

Efectivamente, la propia isla empezó a figurar en todos los mapas que aparecieron en los años siguientes. Sin embargo, no existe. Nunca existió. Tan sólo fue un espejismo, un error de interpretación en una cadena mal comunicada.

Esto nos permite pensar en lo grande y desconocido que es aún, para nosotros, el Océano Pacífico. A pesar de los satélites y la geolocalización siguen existiendo lugares recónditos que no sabemos ni que existen, y eso es toda una alegría saberlo. Porque sin misterio la vida no vale nada.