Descubre los majestuosos huracanes de Saturno
Los planetas exteriores del Sistema Solar no dejan de ser una fuente de misterio. ¿Se imaginan una tormenta capaz de dar la vuelta a todo un planeta y de morderse su propia cola? En la Tierra, algo así sería imposible, pero no en Saturno.

De hecho, la sonda Cassini ha registrado y observado en el planeta de los anillos una tormenta huracanada y eléctrica que se movió por todo el planeta a lo largo de ocho meses hasta que se topó consigo misma. Brutal. Además, es la primera vez que se observa un fenómeno parecido, en el que una tempestad se encuentra consigo misma.

Las declaraciones de Andrew Ingersoll, miembro de la misión Cassini y responsable del estudio del hallazgo, son claras:

Esta tormenta se comportó como un huracán terrestre, pero con el toque único de Saturno. Ni siquiera las tormentas gigantes de Júpiter se consumen como esta, lo que viene a demostrar que la naturaleza puede jugar con muchas variaciones maravillosas y sorprendernos una y otra vez.

La tormenta llegó a extenderse a lo largo de 300.000 kilómetros de diámetro en apenas unos meses, una distancia que supera con creces cualquier cosa parecida que hayamos podido observar aquí. Y además, era una tormenta huracanada y eléctrica.

<Descubre los majestuosos huracanes de Saturno

Como una serpiente Ouroboros

Lo único que provocó que la tempestad empezara a desvanecerse fue que se encontrara a sí misma como las míticas serpientes Ouroboros. Tuvo una duración de 267 días con una intensidad de relampagueo definida por los miembros de la misión como bestial.

Se calcula que los vientos huracanados hubiesen chupado todo el volumen de la atmósfera de la Tierra en apenas 150 días. En fin, devastadores fenómenos del espacio que nos superan en todos los sentidos.